es.ezyguidance.com
Ideas Para La Vida Sana

10 razones por las que eres gaseoso + cómo solucionarlo

Todos lo hacen, alrededor de 10 a 20 veces por día, e incluso más. Y, al menos médicamente hablando, no hay tal cosa como pasar demasiada gasolina. Pero si la propensión a romper el viento provoca incomodidad, desagrado o vergüenza, hay cosas que puede hacer para reducir la frecuencia (y el aroma) de estas emisiones humanas.

El ciclo de vida de un pedo

Si lo considera una fuente de comedia o disgusto, la flatulencia es una función biológica importante que permite la liberación de gases intestinales. Se produce por fermentación bacteriana en el tracto gastrointestinal, siguiendo la misma ruta en su sistema digestivo que la materia fecal. Si crees que eres demasiado gaseoso, ten en cuenta que el paso de gases puede ser una indicación de que los microbios intestinales están vivos y bien y ocupados en el trabajo manteniéndonos sanos.

Compuesto principalmente de nitrógeno, dióxido de carbono, metano e hidrógeno, las flatulencias ocasionalmente contienen pequeñas cantidades de azufre, que es lo que le da a los pedos su notable olor. Una vez que pasa, se disipa rápidamente en el aire, pero hay alguna evidencia de que obtener una bocanada de compuestos de azufre en la flatulencia puede prevenir el daño de las mitocondrias y proporcionar protección contra enfermedades como la artritis, los accidentes cerebrovasculares y las enfermedades cardíacas. ¿Quién hubiera dicho que los pedos con olor en realidad podrían ser buenos para nosotros?

Las causas principales del gas

Todos los beneficios de los flatos a un lado, de hecho hay momentos en que puede atacar en el momento más inoportuno. Para ayudar a mantenerlo bajo control, estos son los desencadenantes más comunes para una sobreabundancia de gas:

1. Frijoles

¡No son apodados la fruta musical por nada! Los frijoles contienen los carbohidratos galactooligosacáridos y fructanos, azúcares que no pueden ser digeridos por el estómago y fermentan rápidamente por las bacterias intestinales. El gas resultante puede ser desagradable, pero las leguminosas son una excelente fuente de fibra y en realidad son muy buenas para la salud general del intestino.

La solución: aunque es posible que desee evitar los frijoles por completo, simplemente enjuagar los frijoles antes de cocinarlos puede ayudar a reducir los azúcares que causan el gas.

2. Lácteos

Si usted tiende a tener gases después de consumir leche, queso, yogur u otras fuentes lácteas, es posible que tenga un caso leve de intolerancia a la lactosa. La intolerancia a la lactosa puede desarrollarse a cualquier edad; se define ampliamente como la incapacidad de digerir completamente la lactosa debido a una deficiencia de enzimas lactasa en el vientre. La flatulencia es un síntoma, como son los calambres abdominales, la hinchazón, la diarrea y las náuseas.

La solución: para diagnosticar la intolerancia a la lactosa, haga una cita con su médico para realizar una prueba de aliento de hidrógeno. Si se confirma, hay muchas opciones sin lactosa disponibles, como arroz, soja, almendras y leche de camello.

3. Verduras crucíferas

Alto en fibra, carbohidratos y azufre, las verduras crucíferas como el brócoli, la col rizada, las coles de Bruselas, la col y la coliflor pueden causar gases porque son más difíciles de digerir. Y debido a que contienen el ingrediente clave (azufre) para el olfato, comer estas verduras a menudo produce un hedor fétido.

La solución: estos vegetales se encuentran entre los alimentos más saludables, por lo que no debe evitarlos por completo. Comer vegetales crucíferos cocidos en lugar de crudos puede ayudar a disminuir la generación de gases, al igual que beber mucha agua todos los días. También puede ayudar a comer porciones más pequeñas de ellas y asegurarse de masticarlas realmente bien.

4. Alimentos procesados

Los alimentos muy procesados, especialmente aquellos con alto contenido de grasas y azúcares artificiales, pueden ser más difíciles de romper para el sistema digestivo.

La solución: no hay forma de evitar esto: para evitar el gas causado por los alimentos procesados, tendrá que reducir su consumo de ellos.

5. Estás tragando aire

Cada vez que tragamos comida o bebida, también estamos tragando alrededor de 10 mililitros de aire. En un período de 24 horas, 30 litros de aire ingerido pasan a través del sistema intestinal. Si no se eructa, se convierte en materia de flatulencia.

La solución: usar pajitas de beber, masticar chicle, comer demasiado rápido y tomar bebidas carbonatadas solo aumenta la cantidad de aire que se ingiere todos los días.

6. Estás estreñido

Tener una copia de seguridad es incómodo, por decir lo menos, y cuanto más se tarde en vaciar los intestinos, más fermentadas se vuelven en el intestino.

La solución: las causas del estreñimiento pueden variar mucho, desde la deshidratación hasta el estrés y el hipotiroidismo. Las formas naturales de mover los intestinos son consumir más alimentos ricos en fibra (ciruelas pasas, higos y verduras de hoja verde), hacer ejercicio y complementar su dieta con aceite de hígado de bacalao, jugo de aloe vera y linaza.

7. Cambios a Microflora en la tripa

Los tipos de bacterias que residen en el intestino tienen implicaciones de largo alcance para la salud en general. La composición de estos microbios puede afectar el estado de ánimo, la cognición, el peso corporal, la función inmune y la facilidad y rapidez con que se fatiga. Si bien la flora intestinal de cada persona es única, un cambio en la composición bacteriana puede conducir a un aumento en el gas intestinal.

La solución: comer más alimentos probióticos puede ayudar a introducir bacterias beneficiosas en el sistema digestivo. Estos incluyen kéfir, kombucha, kimchi, chucrut, yogur y vinagre de sidra de manzana.

8. Tienes indigestión

Si a menudo te sientes hinchado, con náuseas o incómodo después de una comida, es posible que sufras de indigestión. Comer alimentos picantes, grasos y grasosos es una causa común de indigestión, y su intestino puede ser más lento para descomponerlos, lo que resulta en una acumulación de azufre, bacterias o levadura en el tracto digestivo.

La solución: Para darle un impulso a su sistema digestivo, intente tomar un suplemento de enzimas digestivas a base de plantas, como este, antes de cada comida. Ayudará al cuerpo a procesar alimentos difíciles de digerir (reduciendo así las emisiones gaseosas) y permitirá que su sistema absorba los nutrientes vitales en los alimentos.

9. Estás estresado

La mente y el cuerpo están vinculados de maneras intrincadas y misteriosas, y el cerebro y el intestino no son una excepción. Los sentimientos de ansiedad y estrés pueden hacer que su cuerpo procese los alimentos demasiado rápido o demasiado lento, lo que puede provocar un exceso de gases. Desafortunadamente, esto puede iniciar un círculo vicioso, donde el exceso de gas agrava aún más la ansiedad y el estrés.

La solución: realice esta prueba de ansiedad para ayudar a determinar la causa raíz de su estrés. Para un poco de alivio, pruebe estos alimentos y bebidas que alivian la ansiedad y los aceites esenciales.

10. Algo más serio

A veces, la flatulencia excesiva y apestosa puede ser una señal de que algo más grave está pasando. Los gases que se acompañan de dolor, hinchazón, diarrea, calambres estomacales, fatiga o pérdida repentina de peso pueden ser indicativos de síndrome de intestino irritable, enfermedad celíaca, gastroenteritis, síndrome del intestino permeable, giardiasis u otro problema médico.

La solución: muchas de estas afecciones subyacentes son totalmente tratables, así que hable con su médico acerca de sus síntomas para comenzar el proceso de un diagnóstico.

7 maneras de saber si tu aceite de oliva es falso (+ cómo comprar el mejor aceite de oliva)

7 maneras de saber si tu aceite de oliva es falso (+ cómo comprar el mejor aceite de oliva)

Crédito de la imagen: Jeppestown @ Flickr El aceite de oliva es uno de los alimentos más populares, gracias en parte a los bien conocidos beneficios para la salud de la dieta mediterránea, y su capacidad para disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca, reducir el colesterol y regular el azúcar en la sangre. acc

(Salud)

10 razones por las que deberías comer cúrcuma todos los días

10 razones por las que deberías comer cúrcuma todos los días

La cúrcuma ha sido un ingrediente en el curry durante miles de años, y por muy buenas razones. Curcuma longa , but this spice could have been favored for its health effects. Proporcionar color y sabor a los alimentos puede parecer la función principal del rizoma amarillo dorado de Curcuma longa , pero esta especia podría haber sido favorecida por sus efectos sobre la salud. Er

(Salud)