es.ezyguidance.com
Ideas Para La Vida Sana

10 de los mejores fertilizantes orgánicos caseros del mundo

Amo la jardinería? Entonces te encantará nuestro nuevo libro de Kindle: 605 Secrets For A Beautiful, Bountiful Organic Garden: secretos de una superestrella de jardinería.

Cuando se trata de jardinería orgánica, las opciones para fertilizantes totalmente naturales a menudo pueden ser escasas en los estantes de su tienda de suministros promedio. Los que existen son más caros y, si bien pueden decir "orgánico" en el envase, realmente no se sabe qué hay en ellos. Afortunadamente, hacer sus propios fertilizantes orgánicos naturales puede ser fácil y económico, a menudo utilizando componentes que ya tiene en la casa.

Para comenzar, echemos un vistazo a los elementos básicos que conforman un buen fertilizante, así como los nutrientes traza necesarios para alimentos de plantas más especializados.

1. La fórmula del fertilizante

A menos que sea bastante nuevo en la jardinería, probablemente haya visto los tres números que figuran en la etiqueta de la mayoría de los fertilizantes premezclados. Si no está familiarizado con lo que significan, las cifras representan nitrógeno, fósforo y potasio o N-P-K. Estos nutrientes vitales son necesarios para un fuerte crecimiento aéreo, desarrollo de raíces y salud general de la planta, respectivamente. Una buena manera de recordar N - P - K es usar la frase "Arriba, abajo y todo alrededor." Conocer estos tres componentes principales es esencial para crear el alimento perfecto para su jardín.

2. Nutrientes de rastreo

Así como los humanos necesitan más que proteínas, grasas y carbohidratos en sus dietas; las plantas no pueden sobrevivir solo con N - P - K. Hay trece elementos químicos adicionales que contribuyen a la salud y la productividad de su jardín.

Además de los nutrientes primarios que ya hemos identificado (nitrógeno, fósforo y potasio), las plantas requieren tres minerales secundarios: calcio (Ca), magnesio (Mg) y azufre (S). Durante la fotosíntesis, las plantas usan la luz solar para dividir el agua y el dióxido de carbono en hidrógeno (H), oxígeno (O) y carbono (C); los tres nutrientes no minerales que convierten en alimentos. Boro (B), cobre (Cu), hierro (Fe), cloruro (Cl), manganeso (Mn), molibdeno (Mo) y zinc (Zn) son los micronutrientes necesarios que una planta debe obtener del suelo circundante .

Para obtener más información sobre los nutrientes de las plantas y su papel en su jardín, lea más en este artículo de NCARG.

Que si alguno de estos minerales deberá incluir en su fertilizante dependerá en gran medida de su tipo de suelo. Los suelos ácidos (pH bajo) como aquellos con alto contenido de arcilla tienden a carecer de macronutrientes (N, P, K, Ca, Mg y S) mientras que los suelos alcalinos (pH alto) generalmente contienen micronutrientes insuficientes (B, Cu, Fe, Cl, Mn, Mo y Zn). El suelo del jardín con un pH neutro entre 6.0 y 6.5 generalmente contiene cantidades adecuadas de ambos conjuntos de nutrientes requeridos para sostener las plantas sanas. Si necesita ayuda para medir la calidad de su suelo, tome una muestra y hágala analizar.

3. Fertilizantes de tomate

De todas las plantas en su jardín, nada ama el calcio más que una vid de tomate. Además, debido a que el crecimiento excesivo de la hoja desalienta el florecimiento y la fructificación, estas plantas se desarrollan mejor cuando se les ofrece una cantidad saludable de nitrógeno desde el principio. (¡Intente usar estiércol de conejo para un N-boost fácil y rápido!) Luego, una vez que las vides estén establecidas, debe cambiar a un fertilizante rico en fósforo y potasio, pero bajo en nitrógeno. Los tomates también se benefician enormemente del magnesio, produciendo fruta más dulce cuando se suplementa generosamente con este mineral secundario. Vea estas recetas para cultivar tomates más grandes y sabrosos:

Fertilizante de tomate monstruo casero de Shannon

Veggie Gardener's Homemade Tomato Fertilizer

Lecturas adicionales: 11 Secretos Pro para cultivar los tomates más sabrosos del mundo

4. Fertilizantes de rosas

Hay pocos esfuerzos de jardinería tan gratificantes como cultivar la rosa perfecta. También hay algunos tan difíciles. Las rosas requieren atención constante: escarda, poda, tratamiento de plagas, entrenamiento y, por supuesto, alimentación. Obtener su fertilizante de rosas correctamente puede tener un gran impacto en la apariencia y cantidad de flores que despliegan sus arbustos cada año. Si necesita un poco de ayuda para equilibrar la dieta de sus rosas, pruebe algunas de estas recetas caseras de fertilizantes:

Kelp y melaza para rosas (+3 recetas más)

Diane's Seeds - Fertilizante de rosas hecho en casa

Fertilizantes naturales y orgánicos para rosas

Jardinería en una moneda de diez centavos - Tips & Recipes for Roses

Lectura adicional: 11 secretos para cultivar las rosas más grandes y bellas

5. Fertilizantes de ciclo ascendente

Hay varios artículos comunes en el hogar que hacen mucho mejores fertilizantes que los contenedores de basura. La próxima vez que vaya a arrojar uno de estos artículos a la basura, considere alimentarlo en su jardín:

Mezcle los posos de café usados ​​con desechos de jardín "marrones" como hojas secas o paja seca y recortes de césped para agregar nitrógeno al suelo. Siempre que se mezclen bien con un medio neutro, no alterarán significativamente el pH. Este fertilizante es ideal para plantas como azaleas, rosas y hortensias que aman un suelo más ácido.

Lectura adicional: 14 razones por las que nunca lanzarás café viejo de nuevo

Las cáscaras de huevo son aproximadamente 96% de calcio. Cuando se usan como fertilizante, ayudan a fortalecer la estructura celular y el transporte de nutrientes en sus plantas. (Lea más sobre los usos de cáscaras de huevo en el jardín).

( Recoja las cáscaras y los posos de café usados ​​en un frasco de vidrio con tapa o en una bolsa de plástico con cierre para que no atraigan a los insectos mientras esperan que los saquen afuera ) .

Si mantiene los peces de agua dulce como mascotas, no deseche el agua la próxima vez que limpie el tanque. El agua utilizada en las peceras está llena de nitrógeno y oligoelementos que pueden mejorar la salud de su jardín. Recuerde, esto solo se aplica a tanques de agua dulce. ¡El agua salada dañará la mayoría de las plantas!

6. Sales de Epsom

El sulfato de magnesio hidratado, también conocido como sales de Epsom (disponible para comprar en Amazon en esta página) contiene dos elementos importantes que las plantas necesitan para mantener una salud óptima. El magnesio juega un papel vital durante la fotosíntesis y es requerido por las plantas para el funcionamiento apropiado de muchos procesos enzimáticos. Las semillas también necesitan magnesio para germinar. El azufre ayuda a las plantas con varias funciones, incluida la producción de aminoácidos, el crecimiento de las raíces y la formación de clorofila. Este mineral también le da a los cultivos de col y Alliums sus sabores distintivos.

Fertilice sus cebollas, brócoli y repollos con sales de Epsom para obtener verduras más sanas y de sabor más dulce. Use sales de Epsom en tomates, pimientos y rosas para hacer crecer plantas más fuertes con más flores. Como un fertilizante de uso general, las sales de Epsom son una forma económica de darle a su jardín un impulso saludable de nutrientes. Una solución de sal de Epsom también es una excelente manera de reponer los niveles de magnesio y azufre en el suelo de macetas agotado.

Mezcle una cucharada de sales de Epsom con un galón de agua y aplique a las plantas de jardín como un aerosol foliar una vez cada dos semanas. Cuando alimente rosas, use una cucharada de sales por pie de altura de la planta mezclada en un galón de agua. Rocíe una vez en la primavera cuando las hojas comiencen a aparecer y nuevamente después de que sus rosas florezcan. Para vegetales, espolvoree una cucharada de sales de Epsom alrededor de cada plántula tan pronto como se trasplanten al jardín. Repita esta alimentación después de la primera floración y fructificación. Para las plantas en macetas, disuelva dos cucharadas de sales en un galón de agua y use esta solución en lugar del riego normal una vez al mes.

Lecturas adicionales: 10 formas de usar las sales de Epsom en el jardín

7. Fertilizante de vinagre

El vinagre blanco simple es un fertilizante económico y efectivo para plantas ácidas como rosas, hortensias y bayas. Simplemente mezcle una cucharada de vinagre en un galón de agua. Use esta solución en lugar de regar regularmente alrededor de una vez cada tres meses. Recuerde probar su suelo antes de alterar el pH. Si bien muchas plantas prosperan en un ambiente ácido, un pH demasiado bajo puede ser dañino.

8. Compostaje

Una práctica excelente para reciclar materiales de desecho y alimentar su jardín al mismo tiempo, el compostaje es cada vez más popular entre los jardineros orgánicos. Los ingredientes que hacen una mezcla exitosa de compost incluyen:

Aire y agua para sostener las bacterias responsables de la descomposición de la materia orgánica,

Material seco "marrón" (carbono) como hojas secas, paja y otros desechos secos de jardín y jardín.

Moje el material "verde" (nitrógeno) como el estiércol de conejo o de pollo, los recortes de césped y otras materias vegetales frescas. Trata de evitar agregar semillas de malezas a la mezcla. Es posible que su compost no se caliente lo suficiente como para matarlos. (Compostaje para matar semillas de malas hierbas)

Para un compostaje exitoso, desea una proporción de carbono a nitrógeno en algún lugar alrededor de 30: 1 y 40: 1: lea más sobre cómo equilibrar el compost en esta guía de Organic Gardening.

Recuerde, es importante darle a su compost el tiempo adecuado para "cocinar", especialmente si usa estiércol, ya que esto matará cualquier patógeno dañino que pueda estar viviendo en el material podrido. Además, es importante que no permita que su compost envejezca por mucho tiempo ya que la materia orgánica podrida comenzará a perder nutrientes cuanto más tiempo permanezca.

Lectura adicional: Compostaje 101: Cómo crear compost que funcione como combustible de cohete para su jardín

9. Té de compost

Una vez que haya terminado el compost disponible, puede agregarlo directamente al jardín o convertirlo en té para sus plantas. Llene un cubo de cinco galones aproximadamente un tercio del camino con el compost terminado. Agregue agua hasta que la cubeta esté casi llena, aproximadamente a una pulgada o dos del labio. Deje la mezcla en remojo, revolviendo con frecuencia (como cocinar el estofado en una olla de barro). Después de tres o cuatro días, cuele el compost usando una tela porosa como una estopilla. Regrese el material sólido a la pila de compost o aliméntelo a su jardín. El líquido debe diluirse a una parte de "té" y diez partes de agua dulce. Aplique la solución directamente al suelo o como un spray foliar.

Como nota al margen: trabajar con compost es un asunto desordenado (y apestoso). Recuerde usar guantes y protección ocular. También es posible que desee ponerse una máscara de respiración.

10. Té de recorte de hierba

Crédito de la imagen: FarmWhisperer.com

Los recortes de hierba también son un excelente fertilizante rico en nitrógeno por sí mismos. Para hacer "té" de hierba para su jardín, llene un cubo de cinco galones aproximadamente dos tercios del camino con recortes frescos. Completa con agua hasta una pulgada o dos desde el labio. Deje la mezcla en remojo durante aproximadamente 72 horas, revolviendo al menos una vez al día. Cuele para eliminar los recortes de césped y luego diluya el producto final con una parte de "té" en una parte de agua fresca. Aplique esta solución como una pulverización foliar o directamente al suelo.

Para obtener un tutorial completo sobre la fabricación de fertilizantes líquidos para cortar pasto, consulte FarmWhisperer.com aquí.

Una nota final: asegúrese de que los ingredientes que usa en sus fertilizantes caseros no contengan herbicidas u otros productos químicos que puedan dañar su jardín. Recuerde, las plantas aman los alimentos que no contienen químicos dañinos, ¡tanto como las personas!

Este artículo es un extracto de nuestro nuevo libro de Kindle: 605 Secrets For A Beautiful, Bountiful Organic Garden: secretos de una superestrella de jardinería . Tome una copia aquí y descubra cómo cultivar las verduras y frutas más saludables, las flores más grandes y abordar incluso los dilemas más frustrantes sobre el jardín usando métodos naturales y orgánicos.

Cómo plantar un huerto perenne de alimentos: 20 frutas y verduras que seguirán volviendo año tras año

Cómo plantar un huerto perenne de alimentos: 20 frutas y verduras que seguirán volviendo año tras año

Amo la jardinería? Entonces te encantará nuestro nuevo libro de Kindle: 605 Secrets For A Beautiful, Bountiful Organic Garden: secretos de una superestrella de jardinería.Cultivar vegetales y frutas en el jardín de la casa es gratificante, pero muchas personas se desaniman por el trabajo agotador al comienzo de la temporada de crecimiento. Lo

(Jardín)

20 soportes de jardín DIY para cada tipo de planta

20 soportes de jardín DIY para cada tipo de planta

Mientras que algunas plantas, como el brócoli, el maíz, la lechuga y el repollo, crecen bien por sí solas, otras necesitan un sistema de apoyo para garantizar que sean fuertes, saludables y productivas.Los soportes altos no solo aumentarán el rendimiento, sino que también pueden ayudar a conservar espacio para que pueda agregar más plantas a su jardín. Al le

(Jardín)